Comunicar datos en una presentación: 5 consejos prácticos


  • junio 22, 2021
Comparte :   | | | |
Comunicar datos en una presentación: 5 consejos prácticos

Si queremos comunicar datos de manera eficaz en nuestras presentaciones debemos seguir unas reglas sencillas, lo que no quiere decir sean fáciles de llevar a la práctica. Aquí van cinco consejos.

 

1. Muchos datos no comunican más
Uno de los errores más frecuentes en la comunicación de datos es querer transmitir muchos datos: cuantos más mejor, apoyados en la creencia de que cuantos más datos e información emitamos, más llegará a nuestros oyentes. Sin embargo, la realidad es bien distinta.
Nuestra capacidad de atención y retención está limitada, así que debemos seleccionar bien qué mensajes queremos que nuestro público se lleve tras escuchar nuestra presentación. A mayor cantidad de datos transmitidos, menor capacidad de retención. Intenta que los principales mensajes no superen los cinco o seis.

 

2. Un gráfico, una idea
Un gráfico es una abstracción, un resumen visual de un conjunto de datos que muestran una realidad. Muchas veces queremos llenar un gráfico con tanta información que no termina comunicando nada porque tiene demasiada carga cognitiva. El público tiene que esforzarse para descifrar toda la información que contiene. Si quieres transmitir varias ideas, crea distintos gráficos.

 

3. Elige el gráfico adecuado
Gráficos hay muchos, y algunos sirven para mostrar distintas cosas. O una idea la podemos representar con distintos gráficos. Por ejemplo, ¿sabías que una evolución temporal se puede representar con un gráfico de líneas y con un gráfico de barras? ¿Cuándo usar cada uno de ellos? Desconfía de las recomendaciones que te hace la hoja de cálculo para visualizar unos datos. No siempre es la mejor solución. Piensa qué te dicen los datos, qué idea quieres comunicar y elige el mejor gráfico para ello.

 

4. Destaca visualmente lo importante (la idea) y minimiza lo secundario
Un gráfico se compone de varios elementos (ejes, datos, líneas de división, título, leyenda, etc.) pero no todos son igual de importantes. Utiliza los recursos del diseño gráfico para destacar aquellos que te ayuden a transmitir el mensaje que quieres comunicar. Minimiza visualmente aquellos elementos secundarios. Si todo destacada, nada lo hace.

 

5. Elimina lo que no sea necesario
Además de minimizar lo secundario, aún puedes ir un poco más allá y eliminar elementos que no son necesarios. Haz la prueba y quita un elemento del gráfico; si continúa entendiéndose perfectamente, ese elemento no era necesario. Y desde luego, ten cuidado con los “adornos” estéticos. Aunque parezca que la presentación queda más bonita, lo único que estás haciendo en distraer a tu púbico.

 

Entrada relacionada:
Comunicar datos en la era de las fake news