La cifra: 4.189


  • enero 25, 2016
Comparte :   | | | |

Cuño egresados_dataly4.189 son los ingenieros y arquitectos que, licenciados en universidades españolas en el curso 2009/2010, han tenido que salir al extranjero en busca de un trabajo donde poner en valor el conocimiento adquirido a lo largo de sus años de estudio.

 

A finales de 2015 el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó una de la encuestas más demandadas por el público que trabajamos en el análisis de los datos: la Encuesta de Inserción Laboral de los Titulados Universitarios 2014 (EILU). Por primera vez se dispone de información sobre la situación laboral de una hornada de egresados universitarios (curso 2009/2010) cuatro años después de su graduación.

 

Los datos reflejan la situación de los jóvenes universitarios ante las escasas oportunidades que les ofrece el mercado laboral español:
1) 197.535 fueron los estudiantes egresados en el curso 2009/2010.
2) Más de un 53% de estos egresados pensaban ser los futuros profesores del sistema de educación español, economistas/gerentes de empresas españolas o ingenieros y arquitectos.
3) 33.625 ingenieros y arquitectos terminan sus estudios superiores ese curso, los cuales muestran una tasa de paro del 16,6% cuatro años más tarde. Pese a ello, este porcentaje está lejos del elevado paro que padecen los egresados en Artes y Humanidades (28,5%), los periodistas (25,5%) o los que estudiaron Turismo (24,1%). Como media, la tasa de paro de los egresados en 2009/10 se sitúa en el 19,2%; casi uno de cada 5 egresados en ese curso no trabaja ni en España ni fuera de ella.
4) Más de 15.100 de estos egresados han tenido que salir fuera de España en busca de nuevas oportunidades en el mercado laboral, y de ellos 4.189 son ingenieros y arquitectos, los más afectados en este sentido.

 

Cabría pensar que este éxodo de capital humano en España se debe al carácter emprendedor y aventurero de los estudiantes españoles. Sin embargo, entristece ver la cruda realidad y pensar que la salida fuera de nuestras fronteras es, para estos jóvenes, la única vía para demostrar todo su valor. Esto ya no se puede cambiar, pero en nuestra mente hay un sueño: ojalá vuelvan y sean ellos los que lideren las empresas españolas en un futuro cercano.

Deja un comentario